miércoles, 23 de noviembre de 2011


Qué ilusa fui al pensar que la impotencia era el peor sentimiento que podría existir...

No hay comentarios:

Publicar un comentario