martes, 12 de octubre de 2010

maravilhas

video


La desesperada ciudad ya no sabe como actuar para que sus pequeñas almas andantes se detengan y contemplen el suelo sobre el que caminan. Los pasos ya están en forma de huella. Desilusionada ciudad...sabe que no será suficiente hacer uso de sus calles, de sus edificios y de sus puentes para cambiar el rumbo de las hormigas.

En un último esfuerzo, estalla en lágrimas. Mientras, una hormiguita ha sido sorprendida por los sollozos. Será este el comienzo de una breve pausa...

1 comentario: